REGRESO

Para concurso : Libro

Su ruta lo lleva a recalar en ese muelle del que llegó a conocer hasta el más recóndito secreto. Ahora, aunque veterano capitán de barco que ha surcado todos los mares, siente una intensa emoción y sale en busca de sus recuerdos. En los bordes de una pequeña aldea se detiene frente a la casa de gruesos muros de piedra, abre la pesada puerta de madera y penetra respirando con fuerza el perfume de la tierra. El olor de las vacas, que todavía impregna el ambiente, penetra a través de sus poros. Ve moverse al abuelo, cansado, volviendo del campo, a la abuela atendiendo el fuego y se ve a sí mismo… Apura sus pasos, sube la escalera y llega al bajo-cubierta. Hoy está muerto su mundo lleno de muebles rotos, baúles, ropa tendida en invierno. Va directamente a una caja escondida detrás de aquel sillón viejo, la abre, todavía está allí, bajo los papeles y libros de texto, siente su olor, acaricia sus gruesas tapas marrones con letras doradas, lo ve pequeño, era tan grande en aquellos tiempos…Lo toma entre sus manos que, al pasar apresuradamente sus hojas de papel acartonado y amarillento, descubren en su interior los dibujos de grandes veleros y los relatos de aquellos viajes a lugares ignotos que poblaron sus sueños.

20 de enero,2002

Esta entrada fue publicada en minificciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s