EL SILENCIO

Para concurso : curvas cónicas + di a la caza alcance.

En aquel universo de cuerpos geométricos que flotaban en el espacio, vivían los doduts que reptaban sobre las caras de su dodecaedro. Perseguían a los glikis, pequeños seres que se desplazaban en grupos en busca de un líquido rojizo, formando una masa pulsante que se contraía y se estiraba dibujando sucesivamente círculos y elipses sobre la superficie plana.
Los doduts se alineaban en forma de parábolas y avanzaban ordenadamente. Se acercaban a sus víctimas, se plegaban a su alrededor formando una espiral que se iba cerrando hasta que daban a su caza alcance y la asfixiaban, para luego cubrirla con sus cuerpos y tragarla a través de ventosas que la aspiraban.
Dada la superioridad de los doduts, los glikis poco a poco se extinguían. Buscándolos, deambulaban por los pentágonos desiertos, formaban hipérbolas que los recorrían en ambos sentidos pero sólo encontraban la superficie vacía. Caían exhaustos y al poco tiempo se morían.
Un terrible silencio dominaba ese mundo en el que ya no había seres que se comían, sólo grises extensiones sin vida.

10 de octubre, 2001

Esta entrada fue publicada en minificciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s