LLEGADA

Flotaba en la cápsula girando sobre sí mismo. A medida que iba aumentando su tamaño, estiraba sus piernas para dilatar ese envoltorio que lo cercaba.
Respondiendo a sus ansias de liberación la cápsula comenzó a latir rítmicamente y lo expulsó al exterior.
A través de su delicada epidermis sintió cómo la luz tenue y homogénea se transformaba y se convertía en una luz intensa que lo taladraba.
Algo se dilató en su interior. Aspiró y expulsó la nueva atmósfera que lo rodeaba y a través de sus gritos y su llanto anunció al mundo su llegada.

7 de agosto de 2001

Esta entrada fue publicada en minificciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s